Enlace

Como han cambiado… los aspiradores

El aspirador fue otro de esos grandes inventos en el mundo de los electrodomésticos que llegó para cambiar facilitar la vida a las amas de casa, haciendo más cómoda la tarea de limpiar el suelo.

Antes de la invención de los aspiradores, la única forma de limpiar el suelo era mediante escobas, cepillos, plumeros… ¿y las alfombras? Pues para la ardua tarea de limpiar las pesadas alfombras no les quedaba otra que colgarlas de forma vertical y golpearlas y cepillarlas hasta que quedasen más o menos limpias… ¿Te imaginas la cantidad de polvo que debía respirar la persona que se encargaba de hacerlo?

Los aspiradores utilizan una bomba de aire para aspirar el polvo o cualquier otro objeto de la zona que se desee limpiar. La suciedad recogida, es almacenada en un depósito o bolsa, que después se vacía o tira a la basura. Gracias a su poder de succión, permiten limpiar más a fondo que la escoba tradicional y con menos esfuerzo.

En la actualidad existen modelos muy diferentes: con hilos y sin hilos, con bolsa y sin bolsa, automáticos, de mano, para coche…

Pero… ¿te has preguntado alguna vez como fueron sus inicios?

No fue hasta allá por el año 1860 en Estados Unidos que a alguien se le ocurrió idear un aparato que facilitara la tarea de limpiar los suelos de las casa y, sobre todo, que aspirara el polvo en vez de moverlo de un lado para otro… Se considera a Daniel Hess el inventor, ya que suya es la primera patente que se conoce de este electrodoméstico. Antes ya habían existido algunos aparatos que, mediante un juego de engranajes y cepillos, intentaban eliminar la suciedad del suelo, la pericia de Hess fue perfeccionar este invento y patentarlo.

El invento de Daniel Hess no era exactamente un aspirador, si no un “barredor de alfombras”. Evidentemente, no era eléctrica si no mecánica.

La novedad del diseño de Hess era que su barredor de alfombras usaba el movimiento de las ruedas que llevaba incorporadas -además de para hacer rodar los cepillos- para hacer subir y bajar un fuelle. Este fuelle, a su vez, aspiraba el aire y lo hacía pasar por dos recipientes o cámaras de agua, donde se iban quedando retenidos la suciedad, polvo y demás partículas atrapadas por el barredor. El electrodoméstico, estaba construido con madera, cuera y algunas piezas metálicas…

Daniel-HessAunque este invento fue patentado, no se llegó a comercializar ni a construir en serie. Más bien fue un prototipo.

Algunos años más tarde, en 1869, apareció el Torbellino (del inglés Whirlwind). Era de madera y tampoco era eléctrico. Fue patentado por el inventor Ives McGaffey. Utilizaba una hélice similar a las que tienen los ventiladores, que se accionaba por una manivela en el mango y que succionaba el suelo depositando la suciedad en un depósito que simplemente era una bolsa. Este modelo si que se llegó a comercializar durante algunos años y se vendía como un artículo de lujo.

Ives McGaffey

El principal problema de los dos modelos anteriores era que no tenían suficiente poder de succión.

Algunos años más tarde, Cecil Booth inventó el primer aspirador realmente útil, el Puffing Billy o Billy Resoplidos. Utilizaba un motor de gasolina de 5 caballos de potencia y era tan grande que debía ser tirado por una carreta de caballos. Por este motivo, el aspirador tenía que estar siempre fuera de casa. Para aspirar el interior de los hogares, tenía un tubo de unos 30 metros que se introducía por puertas y ventanas para limpiar el interior de los hogares.

Victorian cleaning service

No era un aparato que se comprara de forma individual para una sola casa, sino que el propietario del aparato ofrecía el servicio de limpieza. Entonces, unos operarios llevaban el aparato aspirador al hogar que se quería limpiar y procedían a pasar la aspiradora. El servicio podía costar unos 4 dólares, una pequeña fortuna para la época.

Entre los clientes de Booth estaba la Reina Victoria. Su invento demostró ser muy eficaz en la eliminación de gérmenes cuando fue usado para limpiar los barracones portuarios, considerados un peligroso foco de infección. Tras la limpieza, las plagas desaparecieron.

Años más tarde, el estadounidense David Kenney, inventó un sistema parecido que se instalaba en el sótano de las casas. De allí, salían una serie de tuberías que iban desde la bomba aspiradora a cada estancia de la casa, donde se encontraba una salida de la tubería en la pared. De esta forma, se podía conectar un tubo flexible en cualquiera de dichas salidas y así aspirar la estancia. Este sistema, modernizado y adaptado a las nuevas tecnologías, se sigue usando en muchas casas, sobre todo en Estados Unidos.

Más adelante, aparecieron los primeros aspiradores eléctricos, mucho más pequeños y económicos. En Europa, el primero apareció hacia el 1910, comercializado por la marca Nilfisk (empresa que todavía existe). A pesar de todo, seguían siendo productos de lujo que solamente algunos afortunados podían permitirse.

Durante los siguientes años, tanto los materiales empleados en su construcción (madera y cuero, metal, plástico…) como la tecnología usada para hacerlas funcionar fue mejorando. A mediados de los 50 tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña casi todas las familias tenían una aspiradora. Y casi todas funcionaban de forma muy similar.

Poco a poco se han ido mejorando los métodos de succión y de filtrado para hacer más eficaz la limpieza. Algunas hacen pasar el aire aspirado por un depósito de agua donde se quedan las partículas, otras usan un torbellino de aire para atrapar las partículas más sólidas…

El mayor avance en los últimos años se ha producido con la aparición de los robots aspiradores.

www.robots-aspiradores.es

Imagen gentileza de: www.Robots-Aspiradores.es

Son aspiradores que no necesitan de la intervención humana para limpiar el suelo. Se programan, y ellos solos se encargan de limpiar el suelo usando algoritmos de navegación inteligentes que aseguran que aseguran que todo el espacio queda limpio. iRobot es la marca líder en esta nueva gama de aspiradores.

Anuncios
Minientrada

Como han cambiado… las lavadoras

lavadoras_3

Las primeras lavadoras aparecieron en Estados Unidos a principios del siglo XIX. Eran de madera y funcionaban con una manibela que había que girar de forma manual:

lavadoras_1

Imagen cortesía de laucanu.blogspot.com

El siguiente modelo es del año 1908:

El siguiente modelo fue inventado en 1851, y podéis observar como se parece a las actuales, sobre todo por la forma del tambor.

lavadoras_4

En 1905 se  creo la primera lavadora eléctrica

lavadoras_5

 

En 1949 se creño la primera lavadora automática o mejor dicho programable. Funcionaba con tarjetas perforadas.
Fue en 1951 cuando se fabricó la primera lavadora en Europa.

En 1978: Se introdujo la primera lavadora automática controlada por microchip, muy fáciles de usar. A partir de aquí las innovaciones no pararon de llegar…

lavadoras_6

 

Como han cambiado las cosas

Es este blog pretendo enseñar como han ido cambiando algunas cosas con el paso de los años…

Muchas veces no somos conscientes de como las cosas van evolucionando… ¿Os ha pasado que de repente ves un edificio nuevo en una calle por la que has pasado mil veces y al intentar recordar que había ahí antes, eres incapaz?

¿Alguien se acuerda de como eran las aspiradoras hace 40 años? ¿O los cepillos de dientes?

 

Desde este rincón iré rescatando algunos de estos elementos para que todos veamos… como han cambiado las cosas.